La Renuncia del Yo

Muchas veces, hemos tratado de complacer una necesidad vital tan vana como la necesidad de necesidad en si misma. Y una definición no menos compleja de esta arrogancia mezquina y sin sentido que nos lleva a caminos jamás antes sondeados por filósofos y teorías sartrianas, podría ser como he venido a llamarle, la búsqueda del verdadero yo, la búsqueda del Otaku interior.

 

Intrínseca parecería la búsqueda. Pero esta en si misma no existe. Existe la capacidad, pero no define su existencia en si misma. Tal vez un mundo idealizado, una realidad alterna o un cruce paradójico atemporal podrían revelar esa búsqueda, pero en verdad, su propia fatuidad la hace tan innecesaria y absurda como el mismo texto que acabo de redactar.

 

 

Paciencia deberían tener los lectores agobiados por el stress y la calumnia de la rutina, pues el relax verdadero lo encuentro al escribir tonterías. Sin embargo, una cosa es segura: esa búsqueda se ha acortado, y revelado además que en si misma no me da nada ni yo le doy nada, excepto una cosa: tiempo libre.

 

Anuncios

Un comentario en “La Renuncia del Yo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s